No es que haya inventado la cura contra alguna enfermedad, tampoco he hecho magia ni historia, pero sí que puedo decir que me siento orgulloso de lo que he conseguido con trabajo, esfuerzo, constancia y un poco de cabezonería. Si me hubiesen preguntado hace 20 años por lo que estaría haciendo ahora, nunca hubiese imaginado que trabajando codo con codo con un gimnasta para enseñar a gente que nunca ha hecho deporte a practicar uno Olímpico y que, en ninguna de sus dos versiones –la gimnasia y la halterofilia- es sencilla de explicar y mucho menos de asumir. Sí, he de admitir que nunca me imaginé creando el Campus Old School Training.

Sin embargo, aquí estamos Manuel Carballo y yo, haciendo que, en cada Campus, un alumno se vaya con una sonrisa –o llorando, que también pasa- con la intención de que lleguen a ser las personas y atletas que quieren ser. Hace dos años que todo esto empezó –acabamos de hacer nuestra IX edición del Campus- y, quieras que no, las cosas no han ido nada mal porque, el alumno que viene, ¡repite! Y es que, el Campus Old School Training no está pensado para un tipo de personas exclusivamente, sino que está pensado y diseñado para que TO DOS los atletas –ya sean novel o pro- puedan seguir mejorando, ya sea aprendiendo nuevos movimientos o haciéndolos más eficientes.

Sí, ser entrenador de una disciplina tan concreta es jodido, pero después de tantos años de experiencia y los seis que llevo metido en el Cr***f**, me he dado cuenta de que son las pequeñas cosas las que marcan la diferencia y no solo un nombre, una cara bonita o el dinero que te cueste un curso u otro.

Las cuatro cosas que más se valoran del Campus Old School Training

Los entrenamientos

Obviamente, cuando un atleta se plantea venir a nuestro Campus es por el entrenamiento y porque, al final, lo que más necesita aprender todo el mundo –o lo que le resulta más complicado a la gente- es la Halterofilia y la Gimnasia. Todo aplicado al deporte que practica, claro. Y si ya de por sí, los cursos de estas disciplinas ya tienen muy buena acogida, ¿qué pasa si juntamos los dos en un mismo fin de semana? ¡Pues que ya es la host**! Por supuesto, tanto Manuel como yo, intentamos que en el Campus todo el mundo saque provecho y hacer las sesiones mucho más llamativas y atractivas, pero, en esencia, formativas. Por eso, los entrenamientos están divididos en bloques de tres –para cada disciplina-. En Gimnasia, siempre se trabaja más desde la perspectiva de la técnica, pues es más complicado que un atleta consiga un movimiento realmente eficiente sin haber entendido a la perfección el ejercicio. Compensándolo, yo trabajo a nivel de carga porque es una manera de generar esa sinergia entre las disciplinas, hacer que los atletas se superen y, por supuesto, que no todo sea clase, sino que haya también algo de diversión, que está muy bien hacer volteretas en el aire, ¡pero los kilos son vida!

La comunidad

Si hay algo de lo que me siento orgulloso por el momento es de que los atletas que han venido a disfrutar del Campus Old School Training, aún no se han matado y han podido disfrutar no solo de un entrenamiento diferente –más teórico y práctico y absorbiendo la esencia de la Gimnasia y la Halterofilia-, sino que han disfrutado y han entendido qué es la comunidad, o al menos como la entendemos Manuel y yo. Desde el primer momento, la acogida de todos los asistentes es en el Campito, una casa a las afueras de Alicante donde todos los atletas disfrutan de la vida cómoda, hasta que se levantan a las 7am, entonces ya no tanto.

Por supuesto, lo más conocido y reconocido del Campus –más allá de los entrenamientos- es la Barbacoa y el piscineo propio. Creo que esto es lo que realmente llama la atención de la gente porque no solo se pasan los días entrenando –lo que suele pasar en los cursos y los “clinics” más comunes- sino que desconectan, comparten y disfrutan de un fin de semana de relax, o al menos de relax al estilo Crossfitter.

Entrenadores ExOlímpicos

Así le gusta llamarse a Manuel y creo que esa palabra también me gusta a mi. EXolímpico. Suena bien y lejano, también te lo digo. Supongo que si algo nos caracteriza a Manuel y a mi es que por la experiencia ya hemos pasado, pero no solo en nuestras disciplinas, sino en la readaptación a Crossfitter y, quieras que no, eso te hace ver y entender al atleta de una forma diferente. Supongo que, después de los años, los daños y las lesiones, el hecho de estar trabajando ahora mismo con personas que tienen lo mismo que nosotros –años, daños y lesiones-, te hace ver las cosas desde su perspectiva, permitiéndote adaptarte un poco más al entorno. Por eso, tanto Manuel como yo trabajamos para hacer que todo el grupo evolucione, aprenda, se divierta y saque algo en claro y positivo del Campus. No siempre todo lo que nos gustaría, ¡pero trabajamos en ello! Por supuesto, contamos con un equipo de apoyo –profesionales del deporte- que aman ambas disciplinas y el deporte al que nos dirigimos y en el que nos centramos. Por supuesto, es jodido que te vayas siendo un pro de la Halterofilia moviendo 100kg en arrancada, o con 12 Muscle Up encadenados en anillas, pero trabajamos para que, cuando salgas del Campito después de las últimas clases, pienses “¡Coño! Ya sé cómo hacer esto bien” y puedas aplicar todo lo aprendido en tus entrenamientos.

Todo tipo de atletas

Por nuestro Campus han pasado atletas de todos los niveles, desde nóveles, básicos, escalados, pro y Elite, como pueden ser TJ García, Zorranbrokn, Rodrigo Mora, Alvaro Antolí, Afitlex, Fernando Prieto o Yo Soy RX, entre otros y los que vendrán. Cada una de las personas que te menciono, tiene un objetivo, una forma física y, por supuesto, unas competencias y capacidades muy diferentes. Por supuesto, ellos, han disfrutado del Campus como cualquier otro, ya sea para mejorar la técnica, para aprender nuevos movimientos, o simplemente por compartir y conocer un poco más y mejor la comunidad que mueve este deporte.

En el Campus Old School Training. Te tengo que decir que no hay exigencias, que no hay barreras, límites, obligaciones o absurdeces competitivas, simplemente es gente aprendiendo, compartiendo y disfrutando de un deporte que les apasiona y les hace ser mejores personas y, por supuesto, esto nos incluye a todo el Staff porque nosotros también aprendemos con cada edición a ser mejores profesionales.

Si todo esto ya empieza a sonarte mejor que solo “Campus de Halterofilia y Gimnásticos”, es el momento de que te informes y de que sepas más cosas técnicas sobre el Campus, las cuales puedes encontrar aquí. Y por si aún tienes dudas sobre mi palabra, te dejo la de Manuel Carballo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *