Las dominadas y la suspensión en barra son dos ejercicios  que trabajan la parte superior del cuerpo, pero cada uno tiene sus propias características y beneficios únicos. ¿Por cuál me decanto? Hoy, tu Club de confianza se ha propuesto dejarte por aquí algunas claves para diferenciarlas:

Posición de las Manos:

  • Dominadas: Se realizan con las palmas de las manos mirando hacia adelante y colocadas a una distancia ligeramente superior al ancho de los hombros.
  • Suspensión en Barra: Implica sostener la barra con las palmas hacia dentro, creando un ángulo diferente que desafía la fuerza de agarre.

Variaciones Musculares:

  •    Dominadas: Centradas principalmente en los músculos de la espalda, como el dorsal ancho y los bíceps, también involucrando músculos estabilizadores.
  •     Suspensión en Barra: Trabaja una variedad de grupos musculares, incluidos los abdominales, hombros y brazos, al tiempo que pone un énfasis especial en el núcleo para mantener el equilibrio.

Nivel de Dificultad:

  •    Dominadas: Requieren una fuerza significativa en la parte superior del cuerpo y una buena técnica para realizar repeticiones consecutivas.
  •    Suspensión en Barra: Aunque también desafiante, permite ajustar la dificultad según el ángulo del cuerpo, lo que la hace más adaptable a diferentes niveles de condición física.

Implicación de Articulaciones:

  •    Dominadas: Coloca una carga más intensa en las articulaciones de los codos y los hombros, especialmente cuando se realizan con peso adicional.
  •    Suspensión en Barra: Pone menos tensión en estas articulaciones, por lo que permite un movimiento más fluido.

La elección entre dominadas y suspensión en barra dependerá de tus objetivos específicos de entrenamiento, nivel de condición física y preferencias personales. Integrar ambos ejercicios en tu rutina puede ofrecer una variedad de beneficios y garantizar un desarrollo muscular equilibrado.